sábado, 9 de mayo de 2009

PRESENTACION LIBRO ENRIQUE GRACIA

18 de mayo de 2009
20,00 horas
Presentación del libro
“Pentimento”
de
Enrique Gracia Trinidad

Ateneo de Madrid
C/ Prado, 21
.
Participan:
Miguel Losada, Emilio Porta y Basilio R. Cañada
Enrique Gracia leerá algunos poemas

.
(La editorial Sial tendrá ejemplares a disposición de quien lo desee)
(El cuadro de la portada es de Teo Puebla)
.
Muestra de poemas del libro
.
DESCONSUELO
.
El asesino está desconcertado,
alza sus manos y las ve vacías,
mira a su alrededor: no encuentra nada
que le resulte conocido. Sale
por la avenida silenciosa, llueve.
Es ya muy tarde y no encuentra refugio,
un pequeño rincón, un bar tranquilo
que acoja tan oscuro desconsuelo.

Su víctima se había suicidado
minutos antes de que él llegara.
.
"ME HAN DORMIDO CON TODOS LOS CUENTOS"
(En memoria de León Felipe y de mi padre)

Las hadas buenas de los cuentos viejos
son de una ONG y llevan vaqueros.

Blancanieves montó su propia empresa,
tiene siete enanitos repartiendo comida a domicilio.

Alicia y el conejo, dejaron de correr,
pusieron un casino y se forraron.

Todas las brujas malas consiguieron sanar de sus caídas,
hoy son bibliotecarias, cuidan gatos,y hacen páginas web para Internet.

Cenicienta se divorció del príncipe
y trabaja por horas en una empresa de limpieza.

Caperucita empuja carros llenos
de tazones con sopa y arroz blanco
por los pasillos de una clínica.

Desde que ellas salieron de sus cuentos:
a las varitas mágicas las come la carcoma,
los príncipes azules están verdes, tienen reuma y cataratas;
donde dice "bebedme" no hay más que Coca-cola,
nadie fabrica ya zapatos de cristal
y en el bosque del lobohay urbanizaciones y piscinas...

Lo decían mi padre y León Felipe:
"no hay que fiarse de los cuentos"
.
REPARTO INCORRECTAMENTE POLÍTICO

Para los dictadores,
para el usurpador,
para el que explota a alguien,
para el que a todo pone precio,
para el malvado a secas,
estos versos ya bastan.
Ni uno más.
.
TENGO QUE VOLVER A LEER AL DANTE

“Perded toda esperanza” es lo que pone en el cartel,
pero no para de sonar la puerta.
Entran y salen sin cesar, sin miedo,
como el que nada tiene que perder
(ni la esperanza)
Tal vez esté el cartel equivocado,
o yo no lo recuerde como estaba en la historia;
es cierto que hace tiempo que dedico mis fuerzas
a otras comedias más mundanas pero no a la divina.
Me fijo bien, uso mis gafas, miro
con toda mi atención. Sé que no me equivoco:
La puerta del infierno es la puerta del mundo.

.